viernes, 18 de diciembre de 2015

Dime qué te duele y te diré por qué



Te propongo una nueva manera de observar las causas de las enfermedades, de las alteraciones del comportamiento y del malestar general, centrada en el fenómeno de la conversión biológica. Ésta corresponde a la transformación de la problemática psíquica en síntoma, según modalidades que progresivamente la investigación clínica permite poner de manifiesto.
Sus especificidades están en el análisis de la Historia de la persona:
  • su historia contemporánea.
  • su adolescencia.
  • su infancia.
  • su niñez.
  • su nacimiento.
  • su periodo de gestación.
  • y su historia familiar de varias generaciones.
Esto, con el fin de determinar los factores emocionales individuales y familiares en el origen de la petición del paciente (enfermedad, perturbación del comportamiento, desórdenes psíquicos o cuestionamiento existencial).


Para realizar un diagnóstico lo más preciso posible, integra diferentes aspectos teóricos:
  • de la medicina clásica: fisiología, fisiopatología, anatomía, anatomopatología.
  • de la psicología clásica freudiana, psicología jungiana (inconsciente colectivo) y psicosomática clásica.
  • los recientes descubrimientos de la psicosomática clínica.
  • de la energética china y medicinas alternativas.
En función del diagnóstico psicosomático, utiliza aspectos prácticos y terapéuticos:
  • acompañamiento y facilitación de la expresión verbal de las problemáticas puestas de manifiesto durante las consultas.
  • técnicas psicoemocionales facilitadoras: técnicas de relajación y estado modificado de consciencia, psicodramas analísticos, constelaciones familiares, entre otros.
Su campo de acción va de la enfermedad orgánica hasta las perturbaciones clínicas pasando por las alteraciones del comportamiento (TOC, Perturbación compulsiva alimenticia,…) desórdenes amorosos, etc.