lunes, 23 de noviembre de 2015

La conquista de sí mismo



¿De qué modo el hombre corriente puede asumir la condición de héroe en el ámbito de su vida cotidiana? La heroicidad es una actitud mental que tiene reflejos y consecuencias hacia arriba y hacia abajo, esa actitud es la de sentirse dueño de sus obras, desde el inegoísmo y el espíritu de entrega, la persona se lanza hacia la conquista de sí mismo.


Por lo tanto, todo punto de partida implica un riesgo en donde hay que abandonar criterios o situaciones que pretendemos superar para ir hacia nuevos campos, que intuimos, pero que aun nos son desconocidos. Esto es osar, lo que implica un sobreesfuerzo. 

Todo lo que Es, se nutre de una energía que encuentra su fuente en el propio Universo. Si pretendemos realizar un giro, un cambio, será necesario acrecentar el flujo de energía que opere sobre la voluntad de cambio. Aquí se rompe la inercia y se cambia el ritmo de las cosas, accediendo a un estado de salud en todos los ámbitos, desde el psíquico hacia el físico.