miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿Por qué enfermamos?



Vivimos entre dos límites, tanto en lo biológico (hiper o hipo tensión…) como en lo psíquico. Y dentro de esos límites podemos existir con normalidad.


Sin embargo, en un momento determinado podemos atravesar episodios difíciles que nos hagan subir el estrés, unas veces de forma consciente, otras veces inconsciente, y en otras ocasiones se expresa mezclando lo consciente y lo inconsciente. Lo cierto es que, cuando sobrepasamos los límites, podemos enfrentarnos a situaciones físicas o psíquicas peligrosas para la integridad.

Por eso tenemos un Sistema Psíquico de Protección, que se ocupa de la Conversión, tal como ha sido detallado por Freud. Es decir, que la energía de un problema psíquico es transformada, convirtiéndose en síntoma. El Dr. Hamer encontró reveló el “Resentir” que surge ante un acontecimiento desestabilizante.

Para realizar esta Conversión, el cerebro dispone de varios niveles: el Biológico, el Psicológico, el Energético, el Filosófico-ético y la Incorporación.

Con la biodesocidifcación y Psicosomática clínica se realiza una investigación sobre varias generaciones para analizar y la raíz del problema proviene únicamente de nuestra propia experiencia o tiene raíces má profundas derivadas del transgeneracional, del periodo de gestación o del desarrollo psicoafectivo del niño, es decir, de la etapa entre 0 y 7 años.

Más información: 619 661 522